Snowden señala al responsable del ciberataque masivo

La Agencia de Seguridad Nacional de EE.UU. diseñó, “pese a las advertencias”, una “peligrosa herramienta de ataque”, cuyas consecuencias fueron hechas perceptibles, conforme Edward Snowden.

Un ‘software’ potencialmente malicioso, desarrollado en secreto por la Agencia de Seguridad Nacional de EE.UU. (NSA, por sus iniciales en inglés), ha sido señalado como el culpable de la catástrofe cibernética en la que decenas y decenas de miles y miles de sistemas informáticos fueron inficionados en por lo menos setenta y cuatro países.
Se trata de un género de ‘exploit’ —un fragmento de ‘software’ que aprovecha una vulnerabilidad de un sistema para ejecutar código malicioso— que ha sido identificado como WannaCry. Este tiene como propósito ‘secuestrar’ los ficheros de una computadora para más tarde solicitar su ‘rescate’ a los usuarios a cambio de una suma de dinero, un esquema avieso habitual del llamado ‘ransomware’.

“Este es el primer ataque concentrado de ‘ransomware’ a nivel global”, comentó a RT Vince Steckler, director de la compañía de seguridad informática Avast. El especialista señaló que esta pieza de ‘software’, que aprovecha una brecha de seguridad de Windows, fue en primer lugar detectada en el mes de febrero y poco después fue liberado un ‘parche’ que corrige dicha vulnerabilidad. No obstante, Steckler resalta que muchos no actualizaron sus equipos y de ahí que fueron inficionados.

Snowden apunta al responsable

Steckler añadió que este ataque particularmente fue liberado como una “filtración” desde los “círculos de Inteligencia de EE.UU.”, situación que corrobora el exempleado de la CIA Edward Snowden.

“La resolución de la NSA de crear herramientas de ataque dirigidas a ‘software’ estadounidense ahora amenaza las vidas de pacientes en los centros de salud”, aseveró Snowden en su cuenta de Twitter, en referencia al caos que se vivió en abundantes centros médicos del R. Unido.

El exempleado de la CIA agregó que la agencia estadounidense, “pese a las advertencias”, diseñó una “peligrosa herramienta de ataque” que afecta a los sistemas operativos occidentales y cuyas consecuencias se han hecho perceptibles.

Por último, Snowden instó al Congreso de EE.UU. a consultar a la NSA si hay otras vulnerabilidades en los sistemas operativos utilizados en los centros de salud y afirmó que, de ser revelada la brecha de seguridad cuando fue detectada, “esto seguramente no hubiese sucedido”.

“Si la NSA hubiese informado de la vulnerabilidad del programa [una famosa brecha de seguridad del sistema operativo Windows], los centros de salud habrían tenido años y no meses para prepararse”, resaltó.