Rompe su blusa con sus pechos: Video

Una modelo se atrevió a transformarse en la copiloto de un auto de carreras y obsequió una preciosa vista desde el interior del vehículo.

La modelo rusa Manizha Faraday tuvo un pequeño accidente en una prueba de Drifting al subirse de copiloto en un Toyota Supra.

Al comienzo la modelo sube contentísima para descubrir qué se siente viajar en un auto deportivo.

Sus pechos se la pasan rebotando frente al movimiento que hace el auto y frente a las vibraciones del poderoso motor.

La enorme fuerza de generada en los senos de la voluptuosa mujer hacen que sus amigas rompan la camisa y salgan como deseando ser libres.

Notifica BlogInformativo que por fortuna para nosotros las imágenes no dejan sitio a la imaginación.