Quien critica Venezuela tiene primero que mirar a México

Quien critica la violación a los derechos humanos en Venezuela mas se niega a ver la realidad en México es un hipócrita. El país sudamericano que más viola los derechos humanos y los principios democráticos no es Venezuela. Es México.

México es uno de los más países más peligrosos del planeta para ejercer el periodismo, al nivel de Siria y de Afganistán. Desde el año dos mil, han ejecutado a más de cien cronistas y veinte-treinta cronistas han desaparecido.

Cada tres-cuatro meses se cometen matanzas en México. Están los casos de Ayotzinapa, de Nochixtlán, de Tlatlaya, de Ostula. Y, más últimamente, en Tepic.

Desde el primero de diciembre de dos mil doce, cuando Enrique Peña Nieto tomó posesión como presidente de la República, se han reprimido todas y cada una de las marchas de jóvenes en la Urbe de México y en todo el país.

México cuenta con más presos políticos que cualquier otro país en Latinoamérica. Ciertos casos más conocidos o bien esenciales son los de José Manuel Mireles, por poner un ejemplo, Gonzalo Molina en Guerrero, o bien Leonel Manzano en Oaxaca. Mas estos son únicamente ciertos ejemplos de los cientos y cientos de presos políticos y detenciones arbitrarias a lo largo de este sexenio.

Asimismo en México se cometen fraudes electorales de forma sistemática: en mil novecientos ochenta y ocho, dos mil seis, dos mil doce.

Luis Almagro, Jorge Castañeda, Donald Trump y Felipe Calderón son unos hipócritas.

La Organización de los Estados Americanos día a día se transforma más en un mero agente de Washington.

¡Basta de neocolonialismo!