La atmósfera del planeta más grande del Sistema Solar no es como se pensaba

Un nuevo estudio basado en las fotografías tomadas por la sonda Juno de la NASA revela que la atmosfera del planeta más grande del Sistema Solar es más profunda de lo que se pensaba.

Las últimas y también pasmantes imágenes logradas por la sonda espacial Juno, que fue lanzada por la NASA en dos mil once, reflejan la presencia de ciclones enormes y de bandas de gas en los polos de la atmosfera superior de Júpiter.

Conforme una investigación convocado por National Geographic a causa de la difusión de las imágenes de la NASA, en el polo norte de Júpiter los ciclones tienen forma octogonal, con un ciclón situado en el centro y otros 8 alrededor. Al tiempo, en el polo sur del planeta gigante se sitúan 6 ciclones que forman un pentágono.

Además, diferentes estudios muestran que las coloridas bandas de gas ubicadas en la superficie del planeta, que se mueven en direcciones diferentes, son más profundas y se extienden más cara el interior de Júpiter de lo que se pensaba hasta el momento.

Hasta el momento los científicos disponían de poca información sobre lo que esconden las nubes de color colorado, cobrizo, amarillo y blanco de este planeta gaseoso. No obstante, los últimos descubrimientos han tolerado descubrir que las extrañas bandas de gas están relacionadas con corrientes de chorro que alcanzan unos tres mil quilómetros bajo de la superficie de Júpiter.