Dimite presidente peruano Pedro Pablo Kuczynski, tras escándalo de corrupción y compra de votos

La decisión del mandatario fue enviada al Congreso de ese país, que votaría este jueves sobre la declaración de vacancia, por sus presuntos nexos con Lava Jato y Odebrecht.

El presidente peruano, Pedro Pablo Kuczynski, anunció este miércoles su renuncia en un alegato a la nación una vez que múltiples medios notificasen de que el líder había entregado una carta con su renuncia frente al Congreso del país.

Su resolución ocurrió un día antes que los miembros del Congreso de los Diputados en pleno votasen a favor o bien contra la petición de vacancia hecha por diferentes conjuntos parlamentarios y en la mitad de un escándalo generado por una serie de audios y vídeos donde se patentiza una presunta adquiere de votos para eludir su salida.

“Esta confrontación política ha creado un tiempo de ingobernabilidad que le hace un enorme daño al país y no nos deja avanzar”, expresó en una alocución retransmitida por televisión.

El líder manifestó además de esto que la discusión sobre la petición de vacancia ha generado “una grave distorsión del proceso político” en un proceso que “debió realizarse de forma alturada, transparente y sin alteraciones”.

Kuczynski asimismo hizo referencia en su alegato de prácticamente 8 minutos a unas “grabaciones editadas selectivamente sesgadas” que “daban la impresión” de una adquiere de votos por la parte del oficialismo.

Tras el anuncio, el jefe de Estado del país andino publicó en su cuenta de Twitter una imagen de la misiva dirigida al presidente del Congreso, Luis Galarreta Velarde, donde asevera que “es mejor para el país que renuncie a la presidencia”.