China reclama indemnización millonaria a México por la cancelación del tren de alta velocidad

El gobierno de Enrique Peña Nieto va a deber abonar seiscientos millones de dólares estadounidenses, puesto que “no actuaron de forma transparente, de buena fe, ni garantizaron un debido proceso legal”, afirmó el Gobierno chino.

El Gobierno de China demandó a la administración del presidente Enrique Peña Nieto el pago de seiscientos millones de dólares americanos (equivalente a más de once millones de pesos), tras la cancelación del tren de gran velocidad, en tanto que las autoridades mexicanas no actuaron transparentemente, de buena fe, ni garantizaron un debido proceso legal, notifica el portal Aristegui Noticias.

Cuando Peña Nieto aceptó la Presidencia de México, en el último mes del año del dos mil doce, se comprometió a la construcción de un tren que partiría de la Urbe de México cara el estado de Querétaro, obra que fue ganada a lo largo de una licitación por las compañías China Railway Construction Corporation, China Railway Construction Corporation International y CSR Corporation Limited.

Cabe nombrar que dicho consorcio asiático se asociaría con 4 empresas mexicanas: Constructora y Edificadora GIA, Prodemex, GHP Infraestructura Mexicana y Constructora TEYA, esta última propiedad del empresario mexicano Juan Armando Hinojosa Cantú, quien además de esto resultó ser el dueño de la controversial ‘Casa Blanca’ del presente líder mexicano, conforme una investigación publicada asimismo por Aristegui Noticias.

Conforme con un documento logrado por exactamente el mismo medio, el Gobierno chino demandó la revocación de la firma del contrato, como de la segunda licitación, que se efectuó en el dos mil quince. Esto ocurrió después de que 2 de las compañías ganadoras con sede en el país asiático anunciasen su resolución de comenzar un arbitraje de inversión contra el Gobierno mexicano.

Conforme estas corporaciones chinas, la actuación de la Segregaría de Comunicaciones y Transportes de México (SCT) formó “una expropiación a sus inversiones debido a que resultaron ganadores de la licitación”. Debido a esto, el documento concluye repitiendo que el reclamo por la indemnización asciende a seiscientos millones de dólares estadounidenses.